Juntos somos imparables

Los protagonistas: nuestros héroes anónimos.

Saber más
¿Tú también has hablado
mal de España alguna vez?
Ver vídeo"LA ESPAÑA QUE VIENE"
  • Nico Ortiz Nico, un defensor de la igualdad

    Nico Ortiz sufrió con 19 años un accidente que le provocó una tetraplejia. La situación cambió su vida, pero no lo hundió. Con el apoyo de su familia salió adelante y hoy tiene la fuerza para participar en movimientos sociales que promueven la accesibilidad. Él piensa que todavía hay que trabajar para mejorar la inclusión en España.

  • Víctor Gutiérrez Un waterpolista sin caretas

    Víctor Gutiérrez conoció a los 8 años su mayor pasión: el waterpolo. Desde entonces tuvo entre ceja y ceja el sueño de representar a España en la selección absoluta de ese deporte, lo cual ha hecho ya en más de 70 ocasiones y en el pasado mundial de la disciplina en Hungría. En 2016 decidió hacer pública su condición sexual para “romper un tabú” que todavía existe en muchos deportes de equipo.

  • Miriam Fernández Una artista que desafía diagnósticos

    Una falta de oxígeno complicó el nacimiento de Miriam Fernández, lo que le ocasionó una parálisis cerebral que le afectó a las piernas. Los médicos le dijeron a su familia que jamás podría caminar, pero sus padres y ella desafiaron a la ciencia con esfuerzo y esperanza, lo que le permitió dar sus primeros pasos a los cuatro años de edad.

  • ¿Quién es tu héroe?

    ¿A quién conoces que se distinga por su esfuerzo día tras día, que sea gran ejemplo de lo mejor de España? Cuenta su historia.

    Propón tu héroe

Manifiesto

Somos andaluces y catalanes. Somos madrileños y valencianos. Somos vascos y murcianos. Somos gallegos y extremeños. Navarros, castellanomanchegos y aragoneses. Somos baleares, canarios, cántabros y asturianos. Somos riojanos y castellanoleoneses, melillenses y ceutíes. Y precisamente por eso somos españoles.

 

Somos españoles en todas nuestras lenguas cooficiales. Y todos somos españoles en español, nuestra lengua común, que compartimos con quinientos millones de ciudadanos en el mundo.

 

El futuro de España será lo que queramos los españoles. Hemos escrito juntos nuestro destino. Lo hicimos en Cádiz en 1812. Lo hicimos en 1978, abriendo la mejor página de nuestra historia en una Transición ejemplar, en la que todos nos dimos la mano para superar las heridas de la guerra civil y la dictadura, y en 1986 entrando en la Comunidad Europea. Hemos vencido con sufrimiento y valentía al terrorismo de ETA, y venceremos también el terror yihadista. Frenamos un golpe militar en 1981 y en 2017 un golpe separatista en Cataluña. Nos estamos levantando de una grave crisis económica a base de sacrificio, solidaridad y trabajo. Cuando nos dividimos, los españoles somos débiles. Pero juntos somos imparables.

 

Ha llegado la hora de liberarnos de nuestros complejos, de construir entre todos un nuevo proyecto nacional para poder hacer frente al populismo y al nacionalismo. Porque ser españoles en el siglo XXI es ser solidarios, es defender la unión y la igualdad, es respetar o mostrar con normalidad los símbolos que nos unen, es, en definitiva, amar la libertad.

 

Tenemos un patrimonio cultural incomparable, una historia rica y apasionante, un pasado lleno de personajes extraordinarios. Porque un país lo construyen las personas y lo mejor de España somos los españoles.

 

La diversidad nos ha enriquecido y la unión nos ha hecho fuertes.

 

En la España que viene, los protagonistas volveremos a ser los héroes anónimos: los servidores públicos, los estudiantes, los científicos, los artistas, los deportistas, los emprendedores, los trabajadores, los mayores. Todos aquellos que con trabajo, dignidad y talento estamos dispuestos a aportar lo mejor de nosotros mismos a nuestro país.

 

En la España que viene la base de nuestro progreso será nuestro capital humano. Una buena educación, un empleo digno y de calidad, la innovación y la modernización de la economía serán los instrumentos para ser mejores en un mundo global. La regeneración y lucha contra la corrupción también serán claves para que los españoles volvamos a confiar en nuestras instituciones, en nuestros representantes públicos y, en definitiva, en nuestra democracia.

 

En la España que viene todo es posible. Porque viene la España optimista, la España moderna, la España que suma y no resta. Un país más europeísta y más democrático, más solidario y más competitivo. Una España con prestigio y liderazgo en el mundo, una España sin complejos, que sólo mira al pasado para aprender de los aciertos y errores, y que mira al futuro para seguir soñando.

 

Viene la España de la que nos vamos a volver a sentir orgullosos, viene la España con la que vamos a recuperar la dignidad. Viene la España de los ciudadanos libres e iguales.

 

La España ciudadana ya está aquí. Únete.